EXIGEN EL PAGO DEL IMPUESTO DE SUCESIONES A UN NIÑO DE 9 AÑOS TRAS LA MUERTE DE SU PADRE.

Tras la  muerte del padre, la Junta de Andalucía, exige el pago de cerca de 30.000 euros a Mar, la Madre del niño y otros 40.000 euros al pequeño.

Con la muerte y el dolor aún presente por el fallecimiento de su marido, Mar, tiene que solicitar un préstamo personal para poder hacer frente a este BRUTAL IMPUESTO, para lo cuál, sus Padres tienen que ofrecerse como avalistas poniendo su Patrimonio como aval.

Pero sin duda lo que dará a la Afectada mayor impotencia y dolor, será como la administración, temen que se intervenga la Pensión de Orfandad de su hijo al solicitarle a día de hoy, sobre 50.000 euros, que para su hijo de 9 años y para su madre son totalmente inasumibles.

«ESTE IMPUESTO HA ARRUINADO LA VIDA A MI HIJO» nos hace llegar Mar a la Plataforma para pedir ayuda y que la administración se de cuenta de una vez, que los impuestos nunca pueden arruinarle la vida a alguien y menos a un niño de 9 años.

Ya es bastante dolor es la pérdida de un ser querido como para que encima nos cobren un Impuesto.

Hay que proceder ya a la automática paralización de los expedientes en curso para que Afectadas como Mar y su pequeño no sumen al dolor de su ser querido el dolor por como se destruye también el fruto de toda una vida.

Sólo en 2017, cerca de 40.000 familias Españolas, tuvieron que renunciar a su LEGÍTIMA HERENCIA, pero a muchas miles más, le está suponiendo una verdadera pesadilla por el hecho de tener el coraje de negarse a entregárselo a unas Administraciones que facturarón más de 2.700 millones de euros con este Impuesto a la Muerte.